PERDIDA PERO EN EL LUGAR CORRECTO

Es sorprendente y a la vez tranquilizador ver que si te paras a preguntar a cualquier extranjero que está viviendo en Australia: “por qué estás aquí?”, la mayoría te dirán que estaban ahogados en esa rutina de trabajo y estrés en sus países de origen. Que buscaban algo más, la experiencia, la aventura. Es tranquilizador ver también a otros estudiantes en la misma situación que yo aquí en Sídney, haciendo cursos de inglés o de cualquier otro tipo solo para conseguir que te den el visado y poder quedarte algún tiempo en este país. Porque al final todo lo que buscas es tiempo. También me tranquiliza ver que no soy la única que está perdida. Que prácticamente todos han estudiado una carrera y que ahora ni siquiera saben si quieren ejercer de ello, pero que sin embargo tenemos una cosa clara, queremos vivir y viajar por el mundo, queremos encontrar un sitio en el que sentirnos en casa, y simplemente hemos decidido salir a buscarlo. Que al contrario de lo que muchos piensan, “vivir y viajar por el mundo” no es simplemente eso, y no es siempre fácil. Nosotros trabajamos, y mucho. Aquellos que estamos aquí con la visa de estudiante vamos a clase todos los días (porque como faltes a demasiadas clases puede que tengas problemas con los agentes de inmigración), y además trabajamos para sobrevivir y para pagarnos nuestro próximo viaje. Normalmente trabajamos en la hostelería. Trabajo fácil. Llegas a tu hora, trabajas, te vas a casa y te olvidas. Aunque no por ello menos cansado.

Mi padre me dice que busque algo de lo mío aquí. ¿Pero qué es lo mío? Lo siento papa, pero ahora mismo la idea de trabajar en una oficina y pasarme las horas delante de un ordenador, intentando solucionar los mil y un problemas que te pueden surgir en un día, sufriendo mini ataques de pánico cada vez que cometes un error, o hacer horas extra para conseguir acabar todo el trabajo que tienes aún pendiente no entra dentro de mis planes actuales. ¿Y entonces por qué has estudiado Administración y Dirección de Empresas? Pues mira, porque supongo que en su día, antes de despertar y de salir de esa burbuja en  la que vivía, pensé que podía ser lo mío. O igual aún puede serlo en un futuro. Pero no en el presente. ¿Y qué es lo mío? Pues  tampoco lo sé. Pero mientras tanto no me importa ensuciarme las manos trabajando en cualquier otra cosa, porque lo único que necesito es el dinero que ese trabajo me genera para poder planear mi siguiente destino. Porque sí, va a haber siguiente destino.

Así que, cuando viajas te das cuenta de que no eres la única o el único que se siente así. Te das cuenta de que hay muchos más como tú por el mundo y de que cada vez la lista de los que buscan “algo más” que un simple sueldo, una casa y un coche, se hace más grande.

No siempre va a ser sencillo. Para mí muchos días no lo es. Estás cansado de ir a clase por las mañanas y de trabajar por las tardes, o de no tener ningún día libre en varias semanas. Pero entonces aparece la visión global y piensas, lo cambiarías y volverías a tu país? Y un NO bien grande aparece en tu mente. Porque al final lo que importa es ese día que tuviste libre y descubriste aquella playa increíble, esa mañana que te fuiste a desayunar a esa cafetería que tenía tan buena pinta, esa conversación tan inspiradora que tuviste con gente de la otra parte del mundo, esos amigos que hiciste y que ya serán para siempre, ese fin de semana que pasaste en un camping, la primera vez que viste los canguros, las noches de sofá y peli con tus compañeras de piso. Todo eso, todo lo nuevo, lo grande y lo pequeño, lo bueno y lo malo, todo, acaba formando parte de las experiencias y anécdotas que te llevas en la mochila, esa que viajará contigo allá donde vayas y que te hará grande como persona.

3 thoughts on “PERDIDA PERO EN EL LUGAR CORRECTO

  1. Hola Irene. Es genial lo que cuentas y duro a la vez. Espero que disfrutes mucho de esta etapa.👏👏👏👏

  2. Hola Irene, soy Cati, que experiencia más maravillosa, esto te marcará un antes y un después en tu vida. Espero que estéis disfrutando “ambas dos”, rectifico, seguro que lo estáis pasando genial.
    Me acuerdo mucho de ti. Besos y cuidate.

    1. Cati!
      Lo estamos pasando muy muy bien, pronto escribiré las aventuras y desventuras que estamos pasando jajaja. Muchas gracias por tus palabras 😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *