Empezar a saber quién eres – a tus veinti tantos

Creo que ahora a mis ya veinti largos, estoy empezando a conocerme mejor que nunca, a definirme como persona. Ahora, y no cuando era más joven o una adolescente. Es ahora que cada vez tengo un pensamiento más crítico y me descubro a mi misma leyendo sobre temas que nunca antes me habían interesado, descubriendo cuales son en realidad mis valores, tanto los malos como los buenos, los que me doy cuenta que tengo que cambiar, y los que simplemente quiero mantener. Me encuentro mirando atrás en el tiempo y recordando qué quería ser yo cuando aún estaba en la uni, y la verdad es que ya no soy capaz de verme reflejada en esa persona que yo misma había imaginado para mi futuro.

De verdad que estoy feliz. Estoy aprendiendo mucho de mí misma. Qué bueno es conocerse a uno mismo, ver lo bueno y lo que aún tienes que mejorar. Ver el tipo de persona en que te estás convirtiendo.  Y cómo me he dado cuenta de que para todo esto hace falta tiempo. Tiempo para estar tranquila, para poder elegir, para pensar en lo que te apetece hacer y en lo que no, en lo que te apetece aprender, en lo que te apetece leer, en lo que te apetece ver. Joder y qué pena que de normal estemos tan inmersos en nuestro mundo de prisas y estrés que no tengamos tiempo para esto, o que el tiempo que tengamos, como es limitado, decidamos emplearlo en otras cosas. Cada vez más estoy más segura de que es nuestra elección el decidir cómo tomarnos las cosas y cada situación, y de que todo en la vida pasa por algo. Perder el trabajo o tener que estar en casa encerrado/a puede ser una tortura, o puede ser la oportunidad que la vida me da para pararme y volver a conocerme de nuevo, ahora, a mis veinti tantos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *